Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/customer/www/ferranescrivallorca.com/public_html/wp-content/plugins/enjoy-instagram-instagram-responsive-images-gallery-and-carousel/includes/class.enjoyinstagram-api-connection.php on line 362
Redes profesionales para la Música Clásica | Ferran Escrivà Llorca

Desde hace tiempo la redes sociales tiene un papel preponderante en la vida actual. Los profesionales de la música clásica usan de forma habitual estas redes para difundir sus agendas, experiencias y para captar nuevas propuestas. Muchas orquestas, grupos de cámara o intérpretes individuales tienen sus páginas en Youtube, Facebook, Instagram, incluso TikTok. Algunos en Twitter y bastante menos aún en LinkedIn. Sin embargo, en esta última red, considerada la más adecuada a nivel profesional, es complicado destacar, hacer buenos contactos o tener una buena visibilidad.

Muchos son los blogs que escriben acerca de la importancia de tener un buen perfil desarrollado en LinkedIn. Aunque es cierto que muchas de estas publicaciones son para músicos en general. No específicamente de clásica. Algunos ejemplos serían: A Guide to LinkedIn for Musicians (2017), TIP JAR: LINKEDIN FOR MUSICIANS (2019), The Independent Musician’s Guide to Using LinkedIn For Marketing Your Music (2019). Como vemos, la mayor parte provienen de la industria musical del pop y la electrónica. De hecho, alguno podría pensar que se podría extrapolar el modelo de otros géneros musicales, también a nivel de redes profesionales. En definitiva, no son muchos los blogs que en los que encontrar ayuda, aunque sin duda, es un tema que del que se ocupan algunos y preocupa desde hace tiempo. A pesar de que hubo algún intento, como TrueLinked (descontinuada), ha sido con la pandemia de la Covid-19 que han vuelto resurgir esta necesidad de poner en contacto a profesionales de la música clásica. Eso sin contar con las aplicaciones o servicios que ponían a profesionales que ofrecían servicios y otros que demandan estos mismos. Más ejemplos serían Gigglemusic, o tusclasesparticulares (enfocado, claro, a la docencia).

No es necesario recordar aquí de todos los problemas que ha causado la Covid-19 en el campo de la música clásica en 2020: varios artículos hablaron profusamente de esto (Scherzo, Bachtrack, The Conversation). Parece que en 2021 va mejorando la situación, pero aún muy lejos aún de una cierta normalidad. La reivindicación de la cultura como segura ha sido masiva durante los últimos meses. Durante el confinamiento han sido algunos los portales que se han adaptado para hacer llegar la música clásica a muchos hogares. La flautista Elisabet Franch (@elisabet_franch) me recordaba hace unos días un par de ellos como son Applause to the musician, a la que Jerry y Maggie han dedicado muchas horas, o la página de Facebook “60 seconds of classical”, en la que ella compartió contenido. A todo esto habría que sumar los problemas con los visados (precios abusivos) para los músicos en el Reino Unido después del Brexit. Además, poco a poco están surgiendo nuevas iniciativas como Travel Tomorrow que ofrecen otra forma de participar de un concierto de música clásica en tiempos de Covid.

Centrémonos ahora en las redes, ya que así lo he titulado. Hace poco que he tenido varias noticias sobre nuevas redes sociales dedicadas, en exclusiva, a los profesionales de la música clásica. Aprovecho para agradecer a mi alumnado del máster de Investigación Musical por su interés y difusión de estas redes. Algunos de ellos son grandes intérpretes con trayectorias y proyectos consolidados. Las dos redes que han aparecido recientemente son Klassikal y Classeek. Estos servicios pretenden crear redes y contactos entre profesionales de la música clásica. Ofrecen la posibilidad de diseñar tu perfil profesional, buscar oportunidades de proyectos, incrementar tu visibilidad y crear nuevas sinergias. Ambas están enfocadas para poner en contacto a músicos en general (desde la interpretación, dirección, composición, investigación, etc.), grupos, promotores, agencias, gestores, fundaciones, asociaciones. La idea de negocio detrás de estas plataformas es la subscripción para poder hacer los contactos y ser más visible. En un mundo completamente globalizado es una buena oportunidad para aquellas personas y grupos que quieran dar a conocer sus perfiles musicales profesionales.

Como otras plataformas anteriormente, tendremos que ver cuál de ellas se consolida en el futuro, qué opiniones despierta entre los profesionales y si hay un retorno de la inversión a gran escala. Otras redes han tenido cierto éxito para otra tipología de negocio y ha funcionado, como Fiverr. Esperemos que alguna funcione y mejora el ecosistema profesional de las personas que se dedican a la música clásica.